Te enviamos los libros a casa o puedes venir a recogerlos a la librería.
Abrimos en nuestro horario habitual, mañana y tarde, de lunes a sábado.

PIENSA EN EL MEDIOAMBIENTE, OPTIMIZA LA LOGÍSTICA DE TUS ENVÍOS

PEDIDOS TAMBIÉN EN
Tel. 911398110
 · Whatsapp (no llamadas): +34 634595636
labuenavida@cafedellibro.es · c/Vergara, 5; 28013 Madrid

Estos son algunos

Estos son algunos

de los libros más impacientes. En cuanto os han visto asomar la nariz por la puerta, han empezado a moverse apresuradamente por la librería dándose codazos para coger el mejor sitio en las mesas. Ya se han instalado mientras otros esperan su momento, respetando siempre las medidas de prevención.

Aquí los tienes para que seas el primero en llevártelos a casa. Están deseando conocer gente.

Lo primero que haríamos

Lo primero que haríamos

si fuéramos personas egoístas y quisiéramos aprovechar esta bajada de decibelios generalizada (si apagas la radio y la tele, claro) para leer y pensar, lo primero que haríamos es asegurarnos de que las personas a nuestro alrededor se enfrascaran en lecturas estimulantes y atractivas. Por eso hemos hecho esta selección egoístamente generosa pensando en lo mejor de la mesa de novedades y alguna recuperación que parece que la hubieran hecho ayer

y te los enviamos a casa (no hagas caso a los rótulos de disponibilidad que lo tenemos todo)
o te los guardamos en la librería,

donde seguimos con el mismo horario y

siempre hemos sabido mantener las distancias
acercándonos todo lo que podíamos.

 

Antonio Gamoneda nació en Oviedo, el 30 de mayo de 1931. Huérfano desde edad muy temprana, ha vivido en León la mayor parte de su vida, adonde llegó con su madre viuda.  En torno a su madre y la pobreza gira buena parte de su obra, que posiblemente comience en el mismo proceso de aorender a leer de forma autodidacta, en base a un único libro, el único poemario de su padre, poeta modernista.

Entró a trabajar como recadero en un banco con 14 años y gracias a ese trabajo pudo mantnerse económicamente y dedicar sus energías a la poesía y la actividad intelectual y política. Con la llegada de la democracia, Gamoneda entra en un periodo de silencio literario, probablemente fruto de un replanteamiento intelectual a partir del cual, afianza su obra de madurez hasta alcanzar el reconocimiento público y social con los premios Premio Reina Sofía y el Premio Cervantes.

 

Puse mis manos en un rostro y las retiré heridas por el amor.

Ahora,

el olvido acaricia mis manos

Ver todos